El RGE fisiológico normal es sustancialmente más frecuente el primer año de la vida en los niños en comparación con los adultos. El contenido gástrico puede refluir frecuentemente al esófago (30 ± 20 veces al día) [8]. La regurgitación normal parece ser máxima a los 2 a 4 meses de edad y desaparece poco después de 1 año de edad (fig. 1).

Fig. 1. Prevalencia de regurgitación en lactantes y pirosis en niños, por edad. Adaptado de American Journal of Medicine [1] y Archives of Pediatric and Adolescent Medicine [5,9]

 

Después de esta edad la regurgitación persistente es reemplazada por otros síntomas relacionados con la ERGE, incluyendo dolor abdominal, náusea o trastornos matutinos [9]. La pirosis, un síntoma cardinal de la ERGE en los adultos, generalmente no se manifiesta hasta la adolescencia. El cuadro 1 enumera las manifestaciones de la ERGE que deben preocupar. En los lactantes se puede presentar con regurgitación frecuente, vómito, deficiente aumento de peso, rechazo del alimento e irritabilidad. Sin embargo, la irritabilidad no es muy específica y a menudo no es un buen indicador del reflujo ácido patológico. Además, la combinación de arquear la espalda, la torsión del cuello y levantar el mentón sugiere el síndrome de Sandifer. Este trastorno  asociado a la ERGE, a menudo confundido con tortícolis, tiene su ocurrencia máxima a los 18 a 36 meses de edad. Por el contrario, la presencia de sangrado rectal, eccema, y una historia familiar de enfermedad atópica pueden sugerir alergia a las proteínas de la leche de vaca más que ERGE.

Los síntomas específicos de ERGE en la infancia varían con la edad y el cambio en el carácter al crecer el niño si la ERGE persiste con el tiempo. Las manifestaciones extraesofágicas de la ERGE pueden ser más frecuentes de lo que se creía antes y pueden ser los únicos síntomas de ERGE. De los trastornos extraesofágicos asociados con la ERGE, las manifestaciones de la cabeza y cuello incluyen erosiones dentales, faringitis, y trastornos de las cuerdas vocales, como laringitis. Las manifestaciones respiratorias incluyen tos nocturna o sibilancias, enfermedad reactiva de las vías aéreas, asma y neumonía recurrente. Aunque se postula que la apnea es una secuela de la ERGE, no hay estudios que muestren beneficios de la supresión del ácido en lactantes con apnea.

Message Box 19 Icon
Aunque la regurgitación y uno o más síntomas molestos (por ejemplo, irritabilidad persistente, rechazo del alimento) es la manifestación predominante de la ERGE infantil a diferencia de los niños mayores en que puede manifestarse con dolor abdominal, ambos grupos pueden presentarse con síntomas extraesofágicos (por ejemplo, manifestaciones respiratorias).
Cuadro 1. Manifestaciones de la enfermedad por reflujo gastrointestinal específicas de la edad.

Lactantes

Niños mayores y adolescentes

Deficiente aumento

de peso

Vómito recurrente

Rechazo del alimento

Irritabilidad generalizada

Arqueo

Apnea/bradicardia

Náusea matutina temprana

Molestias abdominales

Eructos que arden

Dolor subesternal

Pirosis

Vómito recurrente

Manifestaciones extraesofágicas

– Sibilancias/asma/tos crónica

– Ronquera

– Erosiones dentales

– Dolor faríngeo crónico

– Neumonía recurrente

Adaptado de Gold [1].